Sólo siguiendo el ritmo de las nubes llegarás a alguna parte

martes, 4 de octubre de 2011

Tendrás muchas oportunidades en la vida: algunas las rechazarás, pero te arrepentirás de ello y otras las aceptarás, pero te darás cuenta de que no era la decisión adecuada. Lo que está claro es que sólo tú podrás decidir que hacer con ellas

¿Sabes lo que más me dolió? Que en el fondo sabía que iba a pasar, deseaba que no fuera así, pero sabía que lo ibas a olvidar... y creía que estaba preparada para afrontarlo, pero cuando llegó el momento y lo olvidaste, me dolió. Pero me duele más no haber sido capaz de prepararme, que una parte de mí tuviera la esperanza de que las cosas fueran diferentes. Me duele más que nada haber creído que podría pasar por encima de todo sin siquiera inmutarme, sin que nada me afectara... me duele que no haya sido así, me duele haber dejado de ser "la señorita precavida" para ser "la señorita arriesgada". Porque el riesgo me hizo débil y la debilidad me hizo daño. Después de todo ser la señorita precavida y prudente no estaba tan mal... al menos me ponía en lo peor y nadie me defraudaba de corazón.
¿Sabes otra cosa? No quiero oír más veces eso de "año nuevo, vida nueva", lo único que quiero es poder cumplir "día nuevo, vida nueva". Sí, mi nuevo objetivo de hoy, que probablemente mañana no tenga y nunca cumpla: dejar de pensar tanto las cosas, simplemente hacerlas. Porque me he dado cuenta de que es una tontería esperar a que pase el tren, que sólo deberías cogerlo si te lo cruzas por casualidad; pero es una tontería mucho más grande quedarte esperando al tren cuando ya se ha marchado, porque sabes que se ha marchado y autoconvencerte de que volverá a pasar es la mayor pérdida de tiempo.

3 comentarios:

  1. muy interesante lo que decis, me gusto.

    pasas ?

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias (:

    sí, ya he estado en tu blog

    ResponderEliminar